Ventajas de la madera en la construcción de casas

La Madera tiene más ventajas para la construcción de casas que el hormigón

En el caso de la construcción de casas prefabricadas queremos exponer como la madera es un mejor material que el hormigón, además de que los tiempos de fabricación son más cortos.

La madera sufre de un gran desconocimiento, si bien en otros países con USA, Canada o los países nórdicos es un material muy utilizado para la construcción de viviendas.

Aquí se trata de demostrar que la madera puede perfectamente valer en ciertas condiciones frente a los otros dos materiales (hormigón y metal) y hasta proporcionar una mejor solución.

Material ecológico y biodegradable

Los bosques, y la madera de la que están compuestos sus arboles, se forman a través del proceso conocido como fotosíntesis, absorbiendo el dióxido de carbono de la atmósfera y usando el carbono del mismo para formar su propia estructura celular, mientras que el oxigeno es liberado de vuelta al medio ambiente.

Incluso al finalizar su vida, el árbol y su madera se degrada como un abono natural, aunque la intervención del hombre interviene en ese ciclo usándola como fuente de combustible o de construcción, al finalizar su vida util como vivienda, volverá a reintegrarse en su ciclo natural.

Obviamente el metal u hormigón carecen de este proceso de creación natural ni intervienen en ese ciclo, por contra al acabar su vida util el  metal deberá pasar por un proceso de reciclaje especifico (y en algunos casos contaminante), mientras que el hormigón a día de hoy no se recicla de ninguna manera.

Durabilidad de los materiales

Escoger adecuadamente el tipo de barniz que se le aplica a la madera, que le permita respirar, protección contra los rayos UV adecuada, humedad, etc.., puede llegar a alargar su vida hasta siglos.

Mientras que el acero sufre un proceso de corrosión muy rápido en el exterior que requiere aplicarle una capa de galvanizado o el uso de pinturas especiales para protegerlo, por desgracia el acero inoxidable sigue siendo demasiado caro como para hacerlo viable en la construcción con un presupuesto aceptable.

El hormigón por su parte suele degradarse a los cien años y puede requerir reconstrucciones con técnicas de encapsulado, consolidación, hidrofugantes, etc. 

Resistencia al fuego

Aunque pueda parecer lo contrario, gracias a los tratamientos actuales de la madera, su resistencia ante el fuego es muy superior a la habitual, superando en algunos casos a otras estructuras supuestamente incombustibles  y sin perder su capacidad de carga.

El acero tiende a expandirse al calentarse, causando deformaciones en la estructura que aumentan el riesgo de derrumbe, mientras que la madera mantiene su estructura estable incluso ante la carbonización exterior.

El hormigón, en contra de lo que se suele pensar, sufre transformaciones físicas y químicas al exponerse a altas temperaturas, esto sumado a la tendencia actual de hacer las estructuras cada vez más ligeras causa que la temperatura sea más fácil de elevar en caso de incendio y por tanto pierda más rápido sus propiedades, en ciertos casos podría llegar a provocar el colapsamiento del edificio.

Aislamiento por excelencia

Gracias a la disposición de sus fibras, la madera posee un aislamiento sónico y calorífico excelente.

El hormigón en comparativa solo tiene un aislamiento acústico de una décima y térmico de una quinceava parte de la madera.

En cuanto al clásico tabique de barro cocido, su aislamiento acústico es de un quinto y el térmico es de un sexto.

Con técnicas modernas de aislamiento estas cifras mejoran ostensiblemente en cualquier caso, pero nos da una idea base de donde parte cada material.

Material atractivo

Por último, no podemos olvidarnos de algo obvio aunque no sea cuantificable, la belleza natural de la madera, es innegable que su aspecto acogedor y familiar no puede compararse a ningún otro material, incluso algunas casas modernas integran tabiques falsos asemejando la madera tratando de transmitir ese mismo sentimiento. 

Su facilidad para moldearlo y tallarlo añade más valor al conjunto, junto a la facilidad que presenta en el momento de añadirle tintes o barnices para conseguir un acabado único.

ventajas de la madera en la construcción de casas